Ariadna Torrens: “Gracias a las prácticas de empresa puedo decir que tengo trabajo”

Ariadna tiene 20 años, terminó el bachillerato y necesitaba experiencia profesional. La pasión por la natación le ayudó a abrirse camino en el ámbito que le gusta.

¿En qué situación laboral se encontraba antes de realizar el primer curso en Royal Escola de Formació?
Al comenzar el primer curso con Royal Escola de Formació me encontraba en paro, había terminado los estudios de bachillerato y sin experiencia fue imposible encontrar trabajo.

¿Qué curso realizó y cuáles fueron las principales dificultades con las que se encontró?
Realicé el curso de socorrismo en espacios acuáticos naturales en las instalaciones de Eurofitness Peligro, en Barcelona. Bueno, una de las dificultades que yo encontré, fue el hecho de que para mí era nuevo este tipo de estudio fuera del entorno escolar, con personas de todas las edades y con gente que ya tenía experiencia. No estaba segura si con el nivel de estudios de bachillerato sería suficiente para poder tirar adelante con este curso.

¿Cómo superó estas dificultades?
Realmente fue muy fácil gracias a la implicación y la buena comunicación con todo el profesorado y el equipo directivo del curso, estaban muy pendientes de nuestras necesidades. La relación con los compañeros también ayudó a superarlo, compartir la pasión por la natación nos unió mucho. Esto hizo que hiciéramos piña y nos ayudáramos unos a otros.

¿Cómo le han ayudado los estudios realizados en Royal Escola de Formació a incorporarse al mercado laboral?
El hecho de tener que llevar a cabo un número concreto de horas prácticas en empresas, personalmente me ayudó a hacerme presente en el mundo laboral. Gracias a las prácticas puedo decir que tengo trabajo. Desde la dirección del curso nos asesoraron para realizar una estancia en las empresas que nos ayudara a que la experiencia fuese significativa para las dos partes.

¿Qué es lo que más le ha gustado de su experiencia con nosotros?
De esta experiencia me llevo una muy buena impresión de este tipo de cursos. En concreto lo que más me ha gustado del curso de salvamento ha sido el hecho de haber podido estudiar y hacer la parte práctica con material real en clase, desde las ventas utilizadas en primeros auxilios como el material de salvamento que nos proporcionaron a piscina.

Los tiempos que estamos viviendo son difíciles especialmente en términos laborales. ¿Qué recomendaría a aquellos que se plantean formarse para cambiar de sector o mejorar sus aptitudes profesionales?
Que no lo piensen! Es una oportunidad perfecta para  el crecimiento personal, a la vez que se aprende y enriqueces tu currículum.

¿Y EL BIENESTAR EMOCIONAL?

La inteligencia emocional, fuente inagotable de bienestar mental y físico

Podríamos afirmar que el ritmo de vida actual de gran parte de la sociedad es frenético. Cegados y a menudo sin ser conscientes, nos encontramos inmersos en el «hacer». Son ejemplo de esto las interminables jornadas laborales, la multitud de actividades y responsabilidades familiares y escolares, todos aquellos propósitos personales a menudo motivados por nuestro estricto ego, entre otros.

Y frente a esta avalancha, con la mirada continuamente hacia el exterior, ¿dónde se encuentra nuestro bienestar emocional? ¿Tenemos en cuenta el propio mundo interior?

La emoción es una respuesta compleja del organismo ante un suceso físico, mental, experiencial o cognitivo, por lo tanto, analizarla requiere percibir su complejidad. Será necesario acompañar su paso, observarlas y estar muy atentos a las posibles reacciones que provoquen, así como, sentirlas y detectarlas a tiempo.

Un aspecto relevante es el hecho de que las emociones no se pueden controlar, pero sí tenemos en nuestras manos la posibilidad de gestionarlas para darles a cada una el lugar que le corresponde. Y se puede conseguir a partir de la activación de nuestra inteligencia emocional (habilidad de identificar, comprender y regular las emociones propias y las de los demás) promoviendo acciones a nuestro favor y focalizando la mirada hacia el mundo interior, cuando las emociones se sienten observadas pueden llegar a transformarse. Y nos referimos a todas, sin distinciones, tanto las agradables como las desagradables, la inclusión es fundamental y necesaria la vez.

A menudo cuando nuestras emociones no son atendidas, se instalan en el cuerpo físico y posteriormente se somatizan, es decir, manifestamos los impulsos, las angustias o los conflictos psíquicos inconscientes mediante síntomas orgánicos o funcionales, en algunos casos, incluso, podemos llegar a enfermar. Si el estímulo de la emoción no es observado, es probable que nos volvamos presos de reacciones involuntarias, faltas de coherencia entre el sentir, el pensar y el actuar.

Es tranquilizador saber que las emociones son pasajeras, no podemos pretender que se queden con nosotros de forma indefinida, no somos capaces de mantener la alegría durante mucho tiempo, pero tampoco la tristeza. Por lo tanto, si conseguimos percibir esta impermanencia, seremos capaces de aceptar su paso, dándoles un lugar, de esta manera no nos dominarán, seremos nosotros quienes decidiremos el valor que le damos a su visita. «Somos una casa de huéspedes», título de un poema de Rumi sobre cómo podemos dar la bienvenida a todas las emociones y aceptarlas como enriquecedoras mensajeras.

Diferentes estudios han demostrado que una persona emocionalmente inteligente goza de una buena salud mental y un mejor rendimiento, y por ello se aplica tanto en el ámbito clínico y terapéutico como en el laboral, educativo o deportivo.

Destacamos algunos de sus beneficios:

  • El autoconocimiento nos permite mejorar nuestra autoestima y autoconfianza, consecuentemente nos ayuda a tomar conciencia de aquellos retos que podemos conseguir.
  • Tomamos mejores decisiones cuando conocemos los estímulos que desencadenan nuestras emociones.
  • La comprensión de nuestras emociones y las de los demás mejora las relaciones interpersonales.
  • Nos permite reducir el estrés.
  • Es un gran recurso para el crecimiento personal.

Para terminar, os comparto la siguiente práctica de reconocimiento emocional:

– Busca y regálate un rato de tu jornada diaria, pueden ser entre 5 y 10 minutos.

– Encuentra un lugar donde puedas estar tranquilo y adopta una postura muy cómoda y quieta.

– Cierra los ojos, presta atención a tu respiración y realiza 3 respiraciones lentas y profundas.

– Haz un escaneo corporal de todo el cuerpo, percibiendo las sensaciones físicas.

– Observa cómo te sientes y reconoce qué emociones aparecen.

– Intenta percibir en qué parte del cuerpo descansan las emociones y respira hondo.

– Observa atentamente el movimiento de la emoción.

– Termina realizando 3 respiraciones profundas y abre los ojos.

Tomar conciencia, la escucha activa y el sentir, en definitiva, enfoca la mirada hacia tu mundo interior.

Núria Olivé Marimon
Maestra de Primaria
Master en Pedagogía Sistémica y Educación Viva
Formación en Mindfulness y PNL
Formación en curso – Guía en Meditación – Programa MET

SOMOS ROYAL ESCOLA DE FORMACIÓ

Nuestra mejor versión

Estamos muy contentos de explicaros que, después de 12 años, el proyecto de l’Espai Serviesport se renueva. Ahora somos Royal Escola de Formació, liderado por el equipo de profesionales de siempre, con los propósitos de siempre y la energía que nos caracteriza. Dentro del mundo del Fitness y el Deporte, somos el centro que más profesionales del sector ha formado en Cataluña y en esto tiene mucho que ver la integración con los centros deportivos Royal Tarraco y Royal Lleida.

No perdemos de vista nuestros orígenes, con más de 2000 alumnos que han pasado por nuestras aulas y consiguiendo un 83% de inserción laboral entre nuestro alumnado. Esta es nuestra razón de ser.

Pero ahora damos un paso más y consolidamos un proyecto que implica dos centros propios (Tarragona y Lleida), varios centros colaboradores (Barcelona, Tortosa, Alcanar, Calafell, El Vendrell, Sant Celoni) y 4 líneas formativas: fitness y deporte, cocina y restauración, diversidad funcional e idiomas y formación continua con el objetivo de dar nuevas oportunidades a todas las personas.

Nos sentimos muy orgullosos de saber que este proyecto ha crecido, crece y crecerá gracias al equipo humano que tenemos detrás. A nombres muy conocidos para nuestro alumnado como el de Jose Vidal, Arnau Padrós, David Cuadrat, Pilar Hernàndez, Xavier Maestre, Susan Jiménez o Elena Guzmán, se suman muchos más docentes y trabajadores que día a día ponemos nuestra experiencia y nuestro talante innovador al servicio del empoderamiento de las personas. Más de 40 profesionales hacemos posible que nuestro centro sea la Escuela de Formación Ocupacional de calidad más importante de Cataluña.

Por todo ello, y mucho más…

¡Bienvenidos a Royal Escola de Formació!

Laia Claverias

Directora Royal Escola de Formació